El viernes 5 de enero, la Gobernación de Cautín, la Dirección del Trabajo, Carabineros y PDI descubrieron lo que calificaron como una situación de abuso en el sector de Pedregoso en Villarrica.

Cinco ciudadanos haitianos, contratados para cortar y apilar leña, estaban viviendo en un establo que carecía de servicios básicos como luz y agua. Además, no habían recibido su sueldo.

El gobernador de Cautín, Ricardo Chancerel, sostuvo que “esta es una situación altamente irregular frente a la cual no podemos permanecer impávidos. Es por eso que el Ministerio del Interior ha decidido querellarse contra el empresario por el delito de trata de personas”.
La acción será interpuesta además, contra todos quienes resulten responsables como autores, cómplices o encubridores de dicha infracción.

“Con esto queremos dar una señal clara que no vamos a tolerar ningún tipo de abuso, particularmente con personas vulnerables, como son los inmigrantes haitianos”, sostuvo el gobernador.

Original Article

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here